CALENDARIO

Enlaces

 

 

 Resultado de imagen de twitter logo cuadrado Resultado de imagen de youtube play logo square

Blogs

Otros enlaces

 

Guillermo Portilla Cárdaba

 

 

Guillermo Portila Cárdaba

 

Parece que fue ayer cuando empezamos el nuevo curso y ya estamos en octubre. Nuevo mes y nueva entrevista en la sección de antiguos alumnos del colegio.

Como ya sabéis a través de esta sección queremos saber qué fue de aquellos que un día estudiaron en nuestro cole, porque no importa los años que pasen, siempre serán miembros de esta gran familia.

Hoy charlamos un rato con un alumno muy querido en nuestro centro, Guillermo Portilla. Parece nuevamente que fue ayer cuando estudiaba en estas clases y jugaba a fútbol en el patio y también recordamos su paso por el cole para realizar las prácticas del Grado de Magisterio pero mejor cuéntanos tú Guillermo cuáles fueron tus pasos tras acabar en el Santa María Micaela.

 

Mi vida en el colegio empezó en 4 años, pasando por el resto de etapas de Infantil, de Primaria y de Secundaria.

En 2005, pasé a estudiar Bachillerato de Ciencias Sociales. Me costó un poco acabarlo y tardé un año más de lo normal. Con los años pienso que esto no fue un fracaso, sino  todo lo contrario, un toque de atención que me abrió los ojos para darme cuenta de lo importante que era estudiar y formarme para la vida.

En 2008, al no decantarme por una carrera universitaria, decidí estudiar un módulo superior: Técnico Superior en Integración Social. Hice las prácticas en un colegio, además de trabajar con un alumno con necesidades educativas en su casa de forma privada. Fue al acabar el módulo y tras ‘practicar’ en un colegio durante un curso entero lo que me abrió la mente de lo que quería ser de mayor: MAESTRO.

En 2010, con muchos miedos y dudas tras mi paso difícil por Bachillerato, me matriculé en la Universidad de Cantabria para cursar el Grado en Magisterio en Educación Primaria. Fueron cuatro años excepcionales en los que me di cuenta de mis capacidades y de mis habilidades. Lo acabé a curso por año. Todo ello, gracias a mi esfuerzo y al apoyo de mi entorno más cercano.

Hoy, en 2015, me encuentro trabajando en lo que me gusta. En febrero me llamaron para trabajar en un colegio concertado de Santander como profesor de Primaria. En este nuevo curso, 2015-2016, han vuelto a confiar en mí y sigo trabajando en el colegio. De momento tengo pocas horas, pero estoy seguro que con mi trabajo conseguiré aumentarlas. Lo importante es seguir trabajando, aprendiendo, aportando ideas frescas y formandome. La FORMACIÓN es básica y es la que nos da la estabilidad necesaria para mantener el puesto de trabajo. El curso anterior tuve que sacarme el nivel de Inglés que me requerían (B2) y la DECA para poder optar a dar clases de Religión. Y lo hice. Me sigo sorprendiendo yo mismo.

Y mi formación seguirá, ya que estoy mirando nuevas vías para agrandar mi formación en Educación. Quizá, la Educación Física y la Pedagogía Terapéutica sean los siguientes pasos en los que me embarque. Y seguir mejorando mi Inglés.

¿Cuáles son tus mejores recuerdos del colegio?

Desde que empecé en el colegio siempre he estado ligado a diferentes actividades, por lo que son muchos los recuerdos que tengo.

Me acuerdo de todos los tutores que he tenido en el colegio: Hª Bernarda, Blanca Esther, José Miguel, Julio, Javier Durántez, Beatriz y Rebeca. De todos tengo muchos recuerdos, porque cada uno nos han dado cosas diferentes. Y también de los profesores que no fueron tutores, pero que nos dieron otras asignaturas: Alberto, María Ángeles, Fernando, Nacho, etc.

El año que más recuerdo fue el de 4º ESO. Fue el único año en el que coincidimos todos los amigos en la misma clase y fue impresionante. Teníamos una clase muy buena y hay muchísimas anécdotas. Recuerdo mucho el viaje de fin de curso a Inglaterra.

Recuerdo también otras celebraciones como el día del Bocata, el día del Deporte, el día de Santa María Micaela, el día del Polo, etc. Es una pena que muchas de estas fiestas ya no se hagan, porque eran unos días que nos encantaban.

El coro del colegio es otro de los momentos más importantes de mi paso. Muchísimos años de participación, conciertos, fiestas y viajes. Me acuerdo de viajes a Guadalajara, a Madrid y a Granada, conciertos en centros comerciales, en la Plaza del Ayuntamiento, en y en la Iglesia del cole. Éramos una gran familia donde los padres participaban mogollón. Todo ello llevado por nuestra Directora Ana.

Por último, y no menos importante, la Parroquia. Hoy es el día en el que sigo ligado a ella y, en parte, me ha dado lo que tengo hoy en día. Parte de mi formación como persona surge aquí y encima, la gran parte de mis amigos son del colegio y de la Parroquia. Siendo jóvenes nosotros, tanto Ricardo como José María (Q.E.P.D.), nos dieron la oportunidad de empezar a dar catequesis y a preparar actividades de tiempo libre para los más pequeños. Además, fuimos acampados de los campamentos que se organizaban. Actualmente, somos nosotros, todos los amigos, los monitores. Ya van siendo ocho años de auténticas experiencias y, que sin duda alguna, queremos seguir aumentando si el trabajo nos lo permite. Somos una auténtica familia sana y muy muy pero que muy divertida.

En fin, al colegio siempre lo tengo presente porque me ha dado todo lo que soy como persona. Estoy muy contento de haber estado aquí. Y nunca pierdo el contacto con las últimas noticias y siempre estoy en línea con algunos de los profesores.

Tras tus prácticas en el cole, ¿cómo ves la profesión de docente?, ¿ha cambiado en algo tu perspectiva con respecto a tu época de estudiante?

Os aviso que las últimas prácticas de Magisterio las hice en el cole con Alberto de tutor y con Adrián de P.T. Fueron unos meses extraordinarios en los que aprendí un montón. Lo hice a propósito el estar el último curso aquí, ya que era un periodo de prácticas de tres meses.

Personalmente, la profesión de docente es muy difícil. Más de lo que piensa la gente que no conoce lo que se mueve dentro de esta profesión. Muchas personas se quedan con la leyenda urbana de los meses de vacaciones y no es así. Hay mucho trabajo detrás de cada profesor: burocrático, en el aula, con las familias y con los compañeros. Es aún más complicado cuando la sociedad está en continuo movimiento, ya que el maestro debe amoldarse y acoplarse a lo que la sociedad exige y demanda. Le obliga a estar en una constante formación. Una formación variada y de todo tipo.

Además, se tiene que sumar que un buen maestro tiene que ser por vocación. Ser docente implica más que estar sentado delante de unos alumnos y mandarles ejercicios. Tiene que haber algo más; unas emociones, unas ilusiones, unas ganas… te tiene que gustar. Sino es imposible que se haga bien el trabajo y dé sus frutos. Cuando te metes en este mundo te das cuenta que ser maestro es muy gratificante si te lo tomas en serio.

Como anécdota me gustaría contar que cuando me pongo delante de los alumnos se ve mucho más de lo que se puede imaginar. Por ejemplo, cuando doy clase a mis alumnos, pienso que si no se darán cuenta de que les estoy viendo hablar, pasarse papelitos, molestar al compañero,… es muy gracioso. Y ellos piensan que nos están vacilando. Pobres angelitos, jeje.

¿Qué consejo le darías a alguien que estudia 4º ESO en la actualidad?

Basándome en mi experiencia, el mayor consejo que podría dar a estos alumnos y que doy a los míos, aunque sean pequeños, es el: “Está permitido equivocarnos”. Siempre y cuando nos levantemos después y sigamos hacia adelante.

A estos alumnos, primero, que no olviden todo lo que han aprendido en el colegio. Segundo, que elijan lo que verdaderamente les guste. No importa que sea Bachillerato o un módulo. Importante es que lo que hagan, les encante. También puede ser que les ocurra como a mí, que les vaya regular. Que se acuerden de esa frase que les he dejado un poco más arriba. Y por último, que sean buenas personas, generosas y honradas, porque seguro que les irá bien en el futuro.

¡Y estudiar mucho y de todo!.

 

Ven a conocernos

  

Estadísticas

Vista de impactos Artículos
787987

Ahora ...

Tenemos 8 visitantes y un miembro en Línea