CALENDARIO

Enlaces

 Resultado de imagen de twitter logo cuadrado Resultado de imagen de onedrive logo Resultado de imagen de youtube play logo square

Blogs

Otros enlaces

 

Fundadora


Nuestra Fundadora

Santa María Micaela

María de la Soledad Micaela nace en Madrid (España) el 1 de enero de 1809, en la calle de la Libertad nº.8. El día 4 del mismo mes, recibe el Bautismo en la parroquia de San José de Madrid. Fue educada cristianamente por sus padres y por las religiosas Ursulinas de Pau (Francia).
Desde que en 1822 murió su padre, militar de oficio y corazón, permanece Micaela al lado de su madre Dña. Bernarda López de Dicastillo y Olmeda, Condesa de la Vega del Pozo y Marquesa de los Llanos de Alguaza.

Había heredado de de su padre un temperamento guerrero y noble, que le prepararía para las duras batallas en su difícil misión. De su madre recibió un corazón sensible y compasivo. Vivió en buen ambiente familiar. En Guadalajara, donde iban todos los veranos, Micaela aprovechaba para socorrer a los pobres. Allí puso una escuela para doce niñas.

El 6 de febrero es una fecha inolvidable para Micaela: visita por primera vez el Hospital de San Juan de Dios con Ignacia Rico de Grande, gran amiga y gran pedagoga. Se encuentra allí con la joven del chal de cachemir, un encuentro que la Santa narra detalladamente en su autobiografía. “De esta historia y otras muchas… que en mis continuas visitas al hospital tuve lugar de saber y ayudar, nació mi primera inspiración de poner una casa o refugio donde pudieran vivir una temporada las jóvenes que salían del hospital…”

Nunca se arrepentirá de la decisión tomada, aunque las dificultades parezcan insuperables. En abril de 1845 nace el primer Colegio en una casa en la calle de Dos Amigos de Madrid. En 1850 se hace cargo del Colegio y van a seguir tres años de grandes dificultades económicas. Vende todas las joyas, sus vajillas y su ajuar para que la casa subsista.

En 1853 aún no ha surgido formalmente la Congregación. Hace solo tres años que Micaela vive con sus colegialas. Se cambia el nombre por el de Sacramento. Con sus alhajas hace construir una custodia, con el viril en forma de corazón, “ya se pone el Santísimo en una preciosa custodia nueva”, son sus palabras.

En 1856 ve la necesidad de formar una comunidad que dé estabilidad a la obra. Surge así la Congregación de Adoratrices Esclavas del Santísimo y de la Caridad. Micaela se ha convertido ya en Madre Sacramento y ese mismo año escribe unas Constituciones que serán aprobadas por la Santa Sede 1861.

Al Colegio de Madrid le siguen pronto otros en Zaragoza, Valencia, Barcelona, Burgos, Pinto y por último, el de Santander en 1865. A principios de agosto de 1865, Madre Sacramento acude a Valencia para auxiliar a Hermanas y a colegialas enfermas del cólera. Allí muere, víctima de esta enfermedad, el 24 del mismo mes.
Se inició su proceso de beatificación en 1889 y el 7 de junio de 1925 es beatificada por Pío XI y el 4 de marzo de 1934 canonizada.

 

Ven a conocernos

 

Estadísticas

Vista de impactos Artículos
683348

Ahora ...

Tenemos 9 visitantes y ningun miembro en Línea